COMPRIMIDOS SEPTIEMBRE 2014

En la dicha de compartir se halla la bondad, decía un mamado mientras meaba a un cura. Acá van algunas cosillas para ver, escuchar y leer con total tranquilidad.

*
Un disco: Los Royal Blood son algo así como el nuevo dúo guitarra-batería, dentro de un nuevo mundo compuesto por incontables dúos guitarra-batería. Es decir, con todo lo bueno y lo malo que este nuevo mundo nos ofrece, el primer disco de estos muchachos se levanta como un pequeñísimo gran disco que no quiere ni intenta ser el disco que rompa en tres pedazos esta década. Ni falta que le hace: diez canciones que apenas superan la media hora, estructuras machacosas y los fantasmas de White Stripes y The Black Keys siempre revoloteando. Palazo y a la bolsa y la patita moviéndose desde el minuto uno. ¿Qué más querés?

RB_AlbumBW_600

Lo podés bajar acá, aunque no me culpes si los links se mueren. Siempre quedan los torrents, bitch.

*
Una serie: Arrancó The Knick y lo hizo con toda. Los tres episodios que vi de momento se pueden sintetizar con los siguientes datos: obsesivo retrato documental cuasiantropológico de lo que era el Hospital Knickerbocker de Nueva York a principios de siglo + Steven Sodebergh filmando cada uno de los episodios + Clive Owen protagonizando al Dr. John Thackery, algo así como el médico hecho mierda definitivo, capaz de dejar al Dr. House como un nene de pecho + música electrónica como banda de sonido (d’enserio, la mezcla es genial) + Cinemax (el hijo bobo de HBO) transmitiéndola, por lo que las dosis de tetas, puteadas y gore (mucho gore) están aseguradas.

theknick

*
Una película (o dos): me puse al día con esa ñoñada efervescente llamada Amazing Spider-man. Sí, ya sé, ya sé, una pérdida de tiempo. Las dos películas son medio bofe y cansan bastante con las mismas estupideces de siempre, pero qué quieren que les diga, Andrew Garfield es un gran Peter Parker (me queda la especulación de pensar qué hubiera pasado si hubiese nacido al menos un par de años antes y hubiera estado en la trilogía de Reimi) y hay que destacar que merece algo de redención la búsqueda de filmar de otra manera al trepamuros haciendo lo que mejor sabe hacer que es… bueno, trepar muros.

Lo que me jode un poco, y esto que voy a decir es 100% ñoño, es que éste Spider-man no es el Amazing de los comics sino que es bien clarito que estamos viendo al Ultimate. Incluso los villanos bien pueden encajar sin ruido dentro de lo que fue ese universo comiquero (novedoso a principios de siglo, rancio y decadente en la actualidad). En fin, ¿les costaba mucho llamar a estas películas así y no asá?

the-amazing-spiderman-2

*
Un cómic: Antes de que Joshua Hale Fialkov adquiriera algo así como un gallinero propio en el mundo del mainstream yanqui, se juntó con el enfermito de Kody Chamberlain y autopublicaron en 2004  Punks: The Comic, una bizarreada de collage secuencial protagonizada por 4 room-mates (uno con la cabeza de Lincoln, otro con la cabeza de un Bulldog, otro con una cabeza de calavera y otro con un puño por cabeza) que viven peléandose entre ellos y cuando les sobra tiempo combaten seres extraños y multiformes. Luego publicarían un especial de Navidad dentro del ya difunto sub-sitio MTV Geek y la cosa siempre quedó como ese polvo de mamado inconseguible del cual solo existía una preview y un puñado de wallpapers en su sitio oficial.

El comic se va a resetear y a arrancar de cero, con nuevas historias, a partir de octubre por Image, así que para generar un poco de hype los mismos autores subieron un link de Dropbox para que te descargues gratuitamente ese pequeño montículo fumón en forma de páginas para que te hagas la idea de cómo viene la mano. Lo podés leer y/o bajar acá.

nav-lg-1

*
Un Tumblr: ¿Le gusta usted el animé? Creo que no hace falta entonces decirle que esto le gustará mucho.

tumblr_n2m15jUCd21sor8q8o1_1280

Y así concluye la velada. Clonazepam for the masses!

Anuncios