5 PELÍCULAS PARA ENTENDER EL CUELGUE DE ROBIN WILLIAMS

06388-1

Llego tarde con lo de Robin Williams, y en realidad ni siquiera debería andar perdiendo el tiempo con un tipo que siempre me cayó incómodo. Llego tarde quizá porque estoy más preocupado por pagar el alquiler o por la muerte de nenes en la franja de Gaza o porque estoy guionizando o porque realmente, insisto, Robin Williams me cayó incómodo desde que tengo memoria. Pero a la larga es igual, ¿no es cierto? Es todo igual: la muerte extrema, el genocidio, mis ansias de self-made man y el suicidio de un tipo que se hinchó las pelotas. Ya saben, la biblia, el calefón y la concha de tu hermana.

Pero bueno, este es un blog de cultura popular y de repente pintó hablar de este muchacho. Y ojo, después de todo el señor Williams siempre me cayó incómodo porque, en el fondo, cada vez que le prestaba atención pude ver que el tipo era uno de ésos de los que les ves el mambo morbo en la mirilla de sus ojos y por ende no le creés lo que te dicen o lo que hacen (lo que no quita que no sea un buen actor), pero existe cierto halo de que lo leés y la cosa se vuelve morbo per se. Y acá estamos, entonces, rescatando las 5 mejores películas en donde se le ven las costuras a pleno, costuras que si podríamos haber advertido de antemano podríamos haber averiguado por lo menos cómo decirle “che, a vos te pasa algo” (como si eso importara en la decisión final de un tipo a la hora de colgarse).

Veamos qué podemos hacer al respecto:

Sigue leyendo

Anuncios

5 RAZONES PARA ESCUCHAR INDIE CINDY, DE PIXIES

indiecindy

Vamos, cantemos todos: ¡mis viejos Pixies ya no son lo que eran, ya no son lo que eran!

Los Pixies volvieron a tocar juntos en el 2004 proclamando que volvían porque les hacía falta plata. Y bueno, ante semejante muestra de honestidad, casi todos los que escuchamos Pixies desde mozalbetes dijimos “y a mí que me importa, ¡tocate Velouria, gordo!”. Hasta ahí todo bien, yo que sé. La horneada de discos en vivo y los múltiples documentales o DVDs de sus recitales daban muestras que a los tipos no se les movía un pelo… pero lo que no nos dábamos cuenta era que no se les movía un pelo porque, a excepción de Kim Deal, ¡todos los demás se quedaron pelados!

En fin, pasaron los años y de repente ¡chaf! sacan un disco. Con canciones nuevas. Sin Kim Deal. Primero lo hicieron sacando el single Bagboy y más luego sacaron tres EPs y las canciones de esos registros conforman Indie Cindy, su primer disco de estudio desde Trompe Le Monde, de 1991.

Y qué quieren que les diga: es como si los creadores de El Auto Fantástico volvieran a hacer la serie con el mismo auto y con David Hasselhoff aún en el rol principal. Sí, es un monumento a la nostalgia. Seguro, todo está en su lugar. Pero ni el auto es supermoderno ni al viejo David le entra la chaqueta negra como antaño. Yo no sé si hacía falta que los Pixies hayan abierto el bar y ofrecido sus cervezas. Te comprás una y si bien está rica no está muy fresca que digamos. Entonces te queda la duda de si la birra estaba rica por motu propio o porque vos estabas sediento.

Pero de todas maneras encontré 5 rasgos que hacen que, a pesar de todo, Indie Cindy valga la pena. Veamos cuáles son.

Sigue leyendo